Saltar al contenido Ir a la barra de herramientas Skip to footer

NUTRIAS MARINAS: EXPERTAS EN ADAPTACIÓN 

Luis R. Robles                                                                                                           Junio 2022 

 

Free Fotos de stock gratuitas de adorable, fotografía de animales, habitat Stock PhotoLas nutrias marinas (Enhydra lutris y Lontra felina) son las más grandes y pesadas, llegan a medir hasta 1.4 metros y pesar más de 40 kilogramos. Comparten muchas características con sus primas de río, pero a diferencia de ellas, las nutrias marinas tienen adaptaciones para habitar en las saladas y frías aguas del Pacífico Nororiental o en la corriente de Humboldt en América del Sur. Estas adaptaciones incluyen glándulas sebáceas más activas que les permite tener un pelaje repelente al agua, glándulas lacrimales que mantienen humectados sus ojos, fosas nasales y orejas que se cierran mientras está sumergidas. 

Cuando buscan presas, las nutrias marinas pueden sumergirse a profundidades de 30 a 40m. Es común verlas flotando sobre su espalda, manteniendo su posición con la cola. Esta posición les permite comer incluso entre las olas. Las nutrias marinas salen del agua y descansan entre las rocas de la costa, dónde también se alimentan, toman el sol, se acicalan y juegan. 

Las nutrias marinas, tienen la tarea de conservar el calor corporal en las gélidas aguas, una de las estrategias que tienen las nutrias para ganar calor es incrementando su metabolismo y para ello deben consumir grandes cantidades de alimento, las nutrias marinas consumen del 20 al 33% de su masa corporal por día en alimentos, por lo que su dieta es muy variada, incluye peces, cangrejos, langostas, erizos y en ocasiones algunos moluscos. Pero también deben disipar el calor cuando han acumulado más del que necesitan, a diferencia de otros mamíferos marinos, incluyendo al oso polar, cuyo volumen y contenido de grasa corporal les ayuda a mantener estable su temperatura, el pequeño tamaño de las nutrias marinas podría ser un problema para disipar el exceso de calor interno, pero para solucionar esto, los dedos palmeados de las patas traseras, que forman verdaderas aletas, están muy vascularizados, es decir, contienen miles de vasos sanguíneos, de manera que cuando las nutrias desean bajar su temperatura corporal, abren los dedos para enfriar la sangre, mientras que para conservar calor los cierran y colocan las aletas contra el abdomen. 

El denso pelaje de las nutrias marinas les ayuda a mantener una fina capa de aire entre la piel y el ambiente, este aire funciona como un aislante muy eficiente, por eso, para mantener la integridad del pelaje, dedican varias horas al día a acicalarse. Como el aire se comprime durante el buceo, es probable que las nutrias marinas pierdan aislamiento durante la sumersiones y por lo tanto, también pierden calor, sin embargo, las nutrias saben que esta pérdida será compensada con una deliciosa merienda de langosta. 

Deja un comentario